La idea este plan de abastecimiento y transporte es iniciar el segundo semestre escolar con todo el surtido en los colegios en donde volverán las clases.

Con la oscuridad de la noche, los camiones de la empresa Fedir-Linares son cargados con productos que se utilizarán en la preparación de alimentos que irán a los establecimientos educacionales adscritos a los programas de alimentación escolar en la región del Maule.

Son los últimos días de vacaciones de invierno que se aprovechan al máximo para que todo esté listo para el retorno a clases.

Juan Retamal es transportista, con 12 años de experiencia en esta actividad “conozco toda la zona en donde estamos iniciando el reparto para el segundo semestre, lo que es congelados, abarrotes y verduras. Llegamos hasta la costa de Chanco”, comentó.

Desde una de las bodegas de la empresa Fedir, se realiza un estricto control de calidad a los productos que serán destinados para la alimentación escolar.

El operador de grúa, Joaquín Barros “estoy en el programa de alimentación escolar hace cinco años. Mi trabajo es cargar y descargar los productos de mercadería y así abastecer a los colegios. Estamos iniciando el segundo semestre cargando los camiones”, cuyo destino son las treinta comunas maulinas.


Una tarea que se hace con mucho cariño y sentido de pertenencia. 

Previo a iniciar los recorridos, los camiones son preparados para responder a los estándares de seguridad que aseguren un correcto destino.

Gonzalo Luengo llegó a la empresa de auxiliar.

Hoy se desempeña como encargado de sistema, cuya principal misión es diseñar las rutas que deberán realizar los transportistas “mi trabajo consiste en preparar las rutas. En vacaciones de invierno hacemos entrega mixta, es decir, abarrotes y congelados o congelados solos para disminuir costos y llegar a tiempo a toda la región. Nos encargados del abastecimiento y que lleguen en buenas condiciones antes de que se inicien las clases”, expuso.

En los colegios, las manipuladoras de alimentos esperan el arribo de los productos que formarán parte de la preparación de los alimentos para un mejor bienestar de niños y niñas inscritos en los programas de alimentación escolar.

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *