La destacada periodista y escritora, Mónica González, reveló impactantes episodios de su carrera profesional, en una charla organizada por Mujeres por la Memoria en Talca.

TALCA.- Un recorrido por sus vivencias como periodista de investigación durante la dictadura de Augusto Pinochet, realizó la Premio Nacional de Periodismo, Mónica González, en una charla organizada por “Mujeres por la Memoria” en Talca.

La también escritora y fundadora del Centro de Investigación Periodística (CIPER), compartió sus experiencias en sucesos trágicos, como el hallazgo de restos de detenidos desaparecidos en Hornos de Lonquén en 1978 y la desesperada decisión del penquista Sebastián Acevedo de quemarse a lo bonzo, pidiéndole al régimen que le devolviera a sus hijos en 1983.

“En esos años había dos Periodismos; el nuestro no tenía derecho a entrar a La Moneda. Creo que fue mil veces mejor así, porque ya era suficiente haber estado presa dos veces”, sostuvo.

A las decenas de reportajes y entrevistas emblemáticas efectuadas por González, se suman siete libros como autora y coautora, entre ellos “Bomba en una calle de Palermo”, “Comando Conjunto” y “Los secretos del Imperio de Karadima”, además de una larga lista de reconocimientos, a manos de la República de Franciaque le concedió su Medalla al Mérito– e instituciones como la UNESCO, la Universidad de Columbia, la Universidad de Harvard y la Asociación Pro Derechos Humanos de España.

“El descaro y la mentira eran demasiado, entonces no había nada más básico que demostrar que los detenidos desaparecidos sí existían y que no era verdad que se trataba de guerrilleros que habían huido y que estaban preparando un ataque desde Argentina (…) Siempre es posible enfrentar el miedo, que la vida se imponga y recuperar al país”, sentenció.

Portadas corregidas

Además de convocar a la charla, Mujeres por la Memoria inauguró una muestra titulada “Portadas corregidas: Reparación de titulares negacionistas en dictadura”, en el Centro de Extensión de la Universidad Católica del Maule.

Se trata de una serie de registros, que muestran titulares falsos en medios como La Segunda, Las Últimas Noticias, La Tercera y El Mercurio, junto a las portadas modificadas por el Colegio Metropolitano de Periodistas.

“El año pasado conversamos con familiares involucrados en estos casos y decidimos hacer una reparación de cómo debieron ser esas portadas. Fue un trabajo con las familias, para saber su opinión y si este gesto les hacía sentido”, afirmó la presidenta del gremio, Ana María Olivares.

El problema es que la Prensa genera realidad -precisóy esa realidad que se contó era una mentira terrible que no solo favoreció al régimen, sino que además destruyó aún más las vidas de estas personas”.

La exposición, que cuenta con el apoyo de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos de Talca, la CUT Provincial y el Consejo Maule Norte del Colegio de Periodistas, tendrá carácter itinerante.

“Es una forma de oponer resistencia ante los montajes comunicacionales que seguimos viendo en la actualidad, para impedir que los pueblos avancen y promover políticas excluyentes y expresiones de odio sobre todo contra las mujeres y las minorías. Nosotras estamos en estado de alerta permanente ”, indicó la coordinadora del colectivo feminista, Elia Piedras.

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *