Este miércoles el servicio de cirugía del Hospital Regional de Talca (HRT), paró sus actividades quirúrgicas por un problema que vienen arrastrando desde hace mucho tiempo, y que estalló este domingo 31 de diciembre de 2023. “Cada vez hay más maltrato hacia los funcionarios de salud. Contratos que no se regularizan, son de prestación y no de planta en las unidades, el personal no sabe si a fin de mes va a seguir con su trabajo o no. Además de no entregar las asignaciones a las unidades que corresponden”, indica el Dr. Guillermo Sepúlveda, jefe del servicio de cirugía del HRT.

Pero además agrega, “el domingo, me llama el jefe del intermedio quirúrgico de nuestro servicio, comentándome que el kinesiólogo de turno, recibió una llamada de su jefe directo, informándole que a las 20:00 de la noche se tiene que ir, porque se acaba su contrato, quedando esa área sin apoyo kinésico. Hice las llamadas pertinentes y me dijeron que el cargo iba a estar cubierto. Llega el día martes y nos dicen que los kinesiólogos se tienen que ir, así de sencillo. Por ello nos fuimos a paro, porque ya no podemos seguir aguantando el maltrato hacia los profesionales y a nuestros usuarios.

De igual forma, la urgencia del HRT, también se manifestó, si bien no se paralizaron, si protestaron afuera del hospital. “El día viernes a las 19:00 horas nos informan que van a ser desvinculados cerca de 20 funcionarios a honorarios, lo que afecta a la atención directa a los usuarios de urgencia del Hospital Regional.  Sabiendo que ésta no es solo atención ambulatoria, sino que tenemos una gran cantidad de pacientes que se encuentran hospitalizados en diferentes sectores del servicio, incluso en la sala de espera”, nos comenta Juan Carlos Cáceres, dirigente de la Asociación de enfermeros del HRT.

Según explica el profesional, ya se han desvinculado el 50 por ciento de los honorarios que llegaron apoyando la crisis de COVID, el tema está en que los últimos despidos no pasan por ahí. “Los que estaban quedando estaban cubriendo una brecha histórica, que venía desde antes de la pandemia, durante y post pandemia. Estamos muy preocupados porque se les desvincula de un día para otro y nosotros tenemos que seguir funcionando, la gente no va a deja de venir al hospital y lo mismo pasa en otros servicios”, aclara el dirigente gremial.

Para Francisco Aguirre, dirigente de la Fenpruss, los tiempos de espera a nivel de urgencia van a ser mucho mayores y este problema no solo tuvo repercusiones en la unidad de urgencia, sino que también a otras unidades que son los servicios de apoyo. A su juicio, “también van a aumentar los tiempos de espera en la toma de exámenes, escáneres e imagenología, (…) esto va a generar un colapso en el servicio de urgencia y en los servicios clínicos”.

Una opinión muy similar tiene el Dr. Sepúlveda, al indicar que el problema no es solo de un servicio en particular, sino de todos aquellos que los apoyan. “La problemática va más allá de nuestro servicio de cirugía, también de los servicios anexos, en donde nos afecta a nosotros como cirujanos, pero también a todos los estamentos que nos acompañan, llámese enfermeros, TENS, kinesiólogos, paramédicos, en el fondo todo el personal, en donde cada vez más estamos trabajando en peores condiciones”.

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *