El Ministerio de Obras Públicas (MOP) se encuentra desarrollando importantes trabajos viales para la conectividad de la ruta L-45 que une a la ciudad de Linares con el cajón precordillerano del río Achibueno, el que sufrió serios daños producto de los temporales del invierno recién pasado y que hoy recibe mayor afluencia de turistas que visitan ese atractivo territorio declarado santuario de la naturaleza en la Región del Maule.
Recientemente la Dirección de Vialidad inició las faenas de un contrato por más de 4 mil 67 millones de pesos para despejar los derrumbes e intervenir dos sectores socavados en los kilómetros 21 y 27 de la vía donde se construirán sistemas de defensas denominados pedraplenes, enrocados y gaviones desde el mismo lecho del río hasta la plataforma del camino emplazado en la ribera norte en medio de los cordones montañosos.
Para avanzar en estas tareas, que se prolongarán por al menos 180 días, se requiere de cortes regulado de tránsito con paleteros debido al uso de maquinaria pesada y camiones para el movimiento de materiales.
En paralelo se mejorará la condición de la ruta con la reparación de daños y la pavimentación de sectores incluidos en el proyecto que va desde el km. 20 sector El Peñasco hasta el km. 37 pasado el retén de Carabineros ubicado entre la localidad Pejerrey y Los Hualles.
Estos trabajos precordilleranos se suman a las faenas en ejecución en la ruta 115-CH Paso Internacional Pehuenche en la provincia de Talca, J-55 Paso Internacional Vergara en la provincia de Curicó y L-751 Parral-Bullileo al sur de la provincia de Linares.

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *