El diputado Alexis Sepúlveda (Partido Radical), acompañó a los académicos y funcionarios de la Universidad de Talca en su denuncia por despidos injustificados de destacados docentes que recientemente pasaron a contrata.

Al respecto, el diputado Sepúlveda, expresó que “pensábamos que las malas prácticas en la Universidad de Talca se habían acabado con la salida del rector anterior y con la asunción de una nueva dirección, pero, lamentablemente, hemos visto que estas prácticas se mantienen”.

Es así como señaló que “en el caso de la Universidad de Talca en la sede de Linares, hay despidos de funcionarias y funcionarios que, obviamente, no tienen mayor justificación. Y nosotros esperamos que esto se pueda revisar por rectoría”.

En ese sentido, “hago un llamado al rector. Él no es dueño de la Universidad de Talca, es de todos nosotros, de los académicos, de los funcionarios, de los estudiantes -soy ex alumno de la universidad- y de la comunidad. En esa construcción de esta gran universidad regional todos los actores son relevantes y todos deben ser respetados en sus espacios”, dijo el parlamentario representante del Maule.

El diputado espera que la situación “pueda ser revisada, más allá de las acciones legales que, eventualmente, estas personas van a realizar por cuanto les asiste derecho que hoy no están siendo respetados”.

E insistió en su llamado a la máxima autoridad de la casa de estudios: “Le digo al rector con toda claridad, es una mala señal. Así no se construye universidad, así no se construye región. Esperamos tener un diálogo para poder revisar esto y otras situaciones más que han señalado los representantes de los funcionarios y los académicos”.

“Esperamos no volver a pasar lo que vivimos lastimosamente durante largos años atrás donde la persecución laboral era una práctica permanente”, sostuvo el legislador.

En tanto, el presidente de la Asociación de Académicos de la Universidad de Talca, Roberto Pizarro, señaló “situaciones de desmedro de académicos y académicas que han sido desvinculados, creemos nosotros que, vulnerando derechos de las personas y, además, vulnerando promesas de campañas”.

Asimismo, detalló que “hay académicos, los cuales eran a honorarios, que solamente pasaron a contrata este año y ya están siendo despedidos, inclusive con muy buenas evaluaciones. Otros académicos han sufrido acoso, hay denuncias incluso de género”.

En línea con lo anterior, planteó que “creemos que antes que tomar cualquier decisión, hay que tomar una definición muy clara acerca de qué aspectos son los que aquí han estado ocurriendo, y sobre ello tomar decisiones”.

“Nosotros, como Asociación, no estamos defendiendo la mediocridad, muy por el contrario, creemos que la excelencia es parte del trabajo. Pero también sabemos que existen derechos, libertades importantes. Y en una universidad que es del Estado, que es de todos los chilenos y chilenas, eso con mayor razón debe estar presente”, agregó.

Además, explica que “le dejamos una carta con respecto a un primer académico. Entendemos que fue rechazada, y creemos que no es la forma. Estamos con otras peticiones, pero, obviamente, hay una serie de otros aspectos que tiene que ir por el lado, incluso, judicial donde podríamos tomar medidas y también en el marco gremial”.

Mientras que otro de los directivos de la Asociación de Académicos de la Universidad de Talca, José Antonio Tello, profundizó en la situación indicando que “no entendemos cómo, en el momento que estamos presentando una carta de solicitud de revisión por parte del rector de la desvinculación de un profesor joven, que recién había obtenido su doctorado y que era un ejemplo de la oferta de campaña que hizo el actual rector para los profesores jóvenes a honorarios pasarlos a contrata, y resulta que este profesor al poco tiempo es desvinculado. Y se hizo, además, por razones que no son ciertas”.

Según explicó, “de acuerdo con los antecedentes que nos ha aportado el mismo profesor, estaría cumpliendo con todo su compromiso y desempeño, con excelentes evaluaciones docentes, pero al conversar con el directivo de la facultad, él no estaría aceptando cargos que él sí había aceptado. Y eso creemos que hay que transparentarlo”.

“Si la razón por la cual lo quieren desvincular es porque no está aceptando un cargo, entonces veamos los antecedentes efectivos”, concluyó.

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *