Los ediles Matías Rojas, María Ester Muñoz y Mauricio Rojas le expusieron a la jefe de zona Maule, Maureen Espinoza, el creciente temor que expresan los vecinos.

Denuncian fuerte aumento de robos, presencia de armas, tráfico de drogas con lanzamiento de fuegos artificiales y delitos violentos en diversos puntos de la comuna, puerta norte de la región.

La autoridad policial se comprometió a sostener una reunión en terreno con los habitantes, disponer servicios focalizados con personal de refuerzo además de llamar a la población a usar el fono “Denuncia Seguro” y a mejorar la coordinación comunitaria.

“Es muy importante que las víctimas hagan las denuncias porque así las cifras reflejan los hechos que efectivamente ocurren y eso nos permite gestionar recursos para los sectores que demandan mayor atención”, precisó la alta oficial.

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *