En un esfuerzo por abordar las crecientes preocupaciones de los afectados, dirigentes y vecinos de los sectores cercanos a las obras del nuevo hospital de Constitución, se llevó a cabo una reunión de participación ciudadana en la sede social de Villa General Prieto, que contó con la presencia de representantes de las entidades involucradas en la construcción del recinto. Sin embargo, la comunidad expresó su descontento, alegando que la empresa constructora no estuvo a la altura de las circunstancias.

La reunión, presidida por el alcalde Fabián Pérez Herrera, contó con la participación del inspector fiscal del Ministerio de Obras Públicas (MOP), la empresa constructora, la concesionaria, el Servicio de Salud del Maule, el Concejo Municipal, la Dirección de Obras Municipales y el equipo de la Secretaría Comunal de Planificación (SECPLAN).

El punto focal de la reunión fue la serie de deslizamientos de agua y barro que afectaron principalmente a la extensión de Calle Prieto hasta Oñederra y Villa Las Cumbres. Los residentes, que han sufrido pérdidas materiales significativas, perturbaciones en sus fuentes de ingresos, daños sentimentales e incluso viviendas inhabitables, han señalado a las obras del nuevo hospital de Constitución como el principal sospechoso de estos eventos inusuales.

Históricamente, Calle Prieto ha soportado importantes volúmenes de aguas pluviales, pero según los residentes, más de seis décadas habían pasado sin que se presenciaran deslizamientos de esta magnitud. La culpabilidad recae en el deslizamiento de sedimentos desde las zonas altas de la ciudad, donde se están llevando a cabo las obras hospitalarias.

La comunidad exige respuestas concretas por parte de la empresa constructora y solicita un aumento en la supervisión. Además, urgen la activación de los seguros de daños a terceros, ya que el proceso de catastro realizado por la empresa se ha percibido como lento y poco efectivo, lo que plantea preocupaciones sobre la expiración de los plazos cubiertos por los seguros.

En un esfuerzo por encontrar soluciones concretas, la comunidad insta a una colaboración más estrecha entre todas las partes involucradas. Reconocen la importancia del proyecto del nuevo hospital para la ciudad, pero insisten en que se deben considerar las perspectivas de quienes habitan en el territorio afectado y aplicar medidas de mitigación adecuadas durante todo el proceso de construcción.

Sin embargo, al finalizar la reunión, la comunidad expresó su insatisfacción, afirmando que la empresa constructora proporcionó respuestas evasivas y faltó claridad en cuanto a las medidas de mitigación a corto y mediano plazo. Se tomaron algunos acuerdos orientados a la entrega de información y planes de mitigación, con el objetivo de lograr avances concretos en tiempos razonables para los residentes afectados.

El alcalde Fabián Pérez, al concluir la reunión, lamentó la falta de respuestas concretas por parte de la empresa, especialmente en lo que respecta a las medidas de mitigación. Además, reiteró su compromiso de velar por el cumplimiento de la normativa exigida en beneficio de los ciudadanos de Constitución.

Esta reunión resalta el compromiso de la administración liderada por el alcalde Fabián Pérez Herrera en fomentar la participación ciudadana y promover la colaboración de todos los actores involucrados en busca del bienestar comunal.

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *