El Mandatario presentó en Villa Alegre a la ministra como Encargada de la Reconstrucción para dar solución definitiva a las personas afectadas.

La ministra de Bienes Nacionales y encargada de la reconstrucción, Javiera Toro, se trasladó junto al Presidente Gabriel Boric a la Región del Maule para participar en la ceremonia de entrega de viviendas de emergencias para familias damnificadas por el reciente sistema frontal.

Las autoridades se desplazaron hasta el sector Carrizal, donde compartieron con vecinos del lugar ubicado en las cercanías del Río Lontué, que se vio fuertemente afectado por la crecida del mismo durante la emergencia.

A esta actividad asistieron también la gobernadora Cristina Bravo; la subsecretaria de Vivienda, Gabriela Elgueta; la alcaldesa de Molina, Priscilla Castillo; el delegado presidencial regional, Humberto Aqueveque; el delegado presidencial provincial de Curicó, José Correa; y el director regional de Senapred, Carlos Bernales.

El Presidente Boric destacó el trabajo que se está realizando para llegar rápidamente con las ayudas tempranas y el despliegue en terreno. “Estamos trabajando a todo ritmo, a todo pulmón, para poder traerles alivio, para poder traerles dignidad”, sostuvo.

“No nos vamos a quedar solamente en la emergencia, sino que vamos a trabajar con la vista puesta también en atender la urgencia, pero en el largo plazo para que todos quienes se vieron afectados puedan tener condiciones de vida dignas como se merecen”, agregó el Mandatario.

Mientras, la encargada para la reconstrucción, Javiera Toro, enfatizó que la elaboración del Plan de Reconstrucción se hará escuchando la realidad de los afectados y a las autoridades locales.  “Aquí existen múltiples ministerios, servicios y también otras instituciones descentralizadas, como los gobiernos regionales, los municipios. Voy a estar haciendo esa labor de coordinación para el proceso de reconstrucción, teniendo claro que nuestro gobierno desde el primer día está trabajando”, insistió.

“Para poder llegar a la emergencia con toda la infraestructura y la institucionalidad que tiene el Estado, que tiene Senapred, se requiere que los municipios levanten los daños y hagan las solicitudes de recursos”, enfatizó.

“La disposición del Gobierno es que todos los recursos necesarios estén disponibles para llegar y resolver las necesidades de las personas y cada uno de los impactos y los daños que está teniendo”, añadió.

Las cuatro viviendas instaladas en Molina son las primeras habilitadas en la Región del Maule y se suman a las emplazadas en Pudahuel, Región Metropolitana, a inicios de esta semana. En los próximos días se tiene contemplado iniciar la instalación de estas construcciones en Lebu y Alto Biobío, en la Región del Biobío.

Cabe recordar que actualmente hay un stock de 700 viviendas, las que comenzarán a ser instaladas según los requerimientos de los municipios y las condiciones meteorológicas.

Según ha destacado Senapred, estas viviendas de emergencia son de alto estándar, de mayores dimensiones a las que se entregaban en emergencias anteriores, con instalación eléctrica interior, conexiones de entrada y salida de agua potable y de alcantarillado, y construidas con paneles estructurales isotérmicos con aislación en techo, muros y piso.

Previo a esta actividad en Molina, la ministra junto al seremi de Bienes Nacionales de la región, César Concha, acompañaron al Presidente en la ceremonia de entrega de 199 viviendas Serviu del Proyecto Don Jaime 1, en la comuna de Villa Alegre, en el marco del Plan de Emergencia Habitacional.

En el lugar, el mandatario presentó a la ministra como encargada de la reconstrucción donde destacó que es una gran tarea que la secretaria de Estado “hará bien”.

Esta es la segunda visita de la ministra Toro a la región tras su desplazamiento de la semana pasada a las zonas de Linares y Longaví, en el Maule Sur.

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *