Debido a los devastadores daños en viviendas y enseres ocasionados por el desborde del río Maule, durante la jornada de este domingo el alcalde José Miguel Tobar dispuso maquinaria en el retiro de los animales muertos y personal en terreno para colaborar en la limpieza de casas, extracción del barro, remoción de escombros y entrega de alimentos de primera necesidad.

El equipo de Emergencia y Protección Civil a cargo de Arturo Parra, además se entrevistó con las familias damnificadas con el fin de resolver sus dudas sobre el acceso a las ayudas dispuestas por el Gobierno.

Asimismo, se gestionó con SENAPRED que a partir de este lunes una patrulla con efectivos del Regimiento de Talca concurra para dar continuidad a las labores de apoyo en el sector.

De las 30 edificaciones levantadas en la parcelación ubicada al poniente de Curtiduría y en torno al ramal, el agua arrasó con diez y dejó con severos deterioros a la mitad.

“La destrucción es significativa, hay personas que literalmente se quedaron lo puesto”, lamentó el profesional de la Municipalidad de Pencahue.

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *