Los equipos de Acción Sanitaria se desplegaron en distintos puntos de la región para asegurar las condiciones de los productos marinos comercializados durante estas festividades.

Durante la celebración de Semana Santa aumenta considerablemente el consumo de pescados y mariscos, lo que puede provocar, en algunos casos, intoxicaciones.

A raíz de ello, la Autoridad Sanitaria intensificó las fiscalizaciones en el Maule, con la finalidad de evitar algún brote alimenticio, llevando a cabo fiscalizaciones en los distintos puntos de venta de productos del mar.

En específico, la provincia de Talca contó con 142 inspecciones, de las que derivaron 12 sumarios sanitarios, decomisándose 55 kilos de productos marinos que no cumplían con las condiciones exigidas.

Respecto a la provincia de Linares, hubo 103 fiscalizacionescon 3 sumarios sanitarios y 2 decomisos. En la provincia de Curicó se realizaron 52 fiscalizaciones, no registrandosumarios.

Por último, en la provincia de Cauquenes hubo 119 fiscalizaciones, dentro de las que se registraron 2 decomisosde productos en mal estado.

Tras estas actividades, la Autoridad Sanitaria reiteró, independiente de la época del año, la importancia de mantener la cadena de frío, exhibir los pescados y mariscos con hielo, mantener la higiene y limpieza de los puntos de venta, y tomar medias como comprar mariscos en lugares establecidos, mantenerlos refrigerados, hervirlos al menos cinco minutos antes de consumirlos y recordar que el limón no cuece los alimentos.

En resumen, durante Semana Santa, en la Región del Maule, se llevaron a cabo 416 fiscalizaciones en distintos puntos de venta de pescados y mariscos, cursándose 15 sumarios sanitarios.

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *