Un duro testimonio para graficar el complejo momento económico que viven las familias en torno al regreso a clases, llevó a que la concejala de Talca, Paula Retamal, a realizar un llamado a las autoridades municipales que encabeza Juan Carlos Díaz y de Gobierno, para que flexibilicen el uso obligatorio del uniforme escolar.

La sensibilización apunta a que los padres y apoderados de los liceos y colegios de la capital del Maule, puedan optar por el buzo u otra alternativa para que los estudiantes asistan a clases en el inicio del año escolar.

“A raíz de distintas conversaciones con padres y apoderados que han manifestado su preocupación por la situación económica del país y el alto valor de los uniformes, donde incluso me han dicho: ‘tenemos dos opciones, compramos uniforme o comemos’, es por lo llamamos a la necesidad de flexibilizar el uso del uniforme, ya sea por el buzo hasta el primer semestre”, dijo la concejala Paula Retamal.

La edil, agregó que ““no se trata de fomentar la ropa de color, se trata de buscar un intermedio que permita que las y los niños puedan incorporarse a clases sin dificultad. O materializar compras de uniformes para caso prioritarios o preferentes con recursos de la ley SEP. Es necesario ser empáticos y entender que principalmente son las mujeres las que asumen los costos de colegiatura y precisamente son las mujeres las que ganan menos o trabajan no remunerada mente.”.

La concejala Paula Retamal insistió en que el actual momento económico del país amerita una flexibilización del uso obligatorio del uniforme escolar.

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *