En dependencias del Complejo Abate Molina en la ciudad de Talca se realizó una emotiva y protocolar ceremonia de ascensos de funcionarios policiales pertenecientes a la VII Zona Maule, es decir de las Prefecturas de Linares, Talca y Curicó; ocasión en la que acompañados por sus familiares fueron embestidos en su último grado en su carrera en la Institución Policial.

La instancia fue liderada por la Jefa de la VII Zona Maule, General Berta Robles Fernández, quien valoró la labor constante en el trayecto de su vida institucional, en cada destinación, sirviendo a los demás, estando cerca de la comunidad, brindando seguridad, bienestar y prevención.

Las ceremonias de ascenso, envuelven sentimientos y emociones, debido a los conceptos que de forma intrínseca están presentes en cada uno de estos hombres, que demuestran el amor a su país. En una labor que mantiene la perseverancia constante en las diferentes actividades que se les encomienda, además de sacrificio y profesionalismo en el actuar, es donde se enfatiza el mérito del “Ascenso”.

 

 

CARABINEROS DE CHILE, LA PREVENCIÓN ES NUESTRA ESENCIA.

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *