proyecto financiado por el fondo de medios de comunicación

La Llorona

En los campos de Longaví, hace mucho tiempo, existió una mujer que se convertía en cualquier cosa, incluso en un animal, una noche una persona iba sola por un camino interior de La Quinta y en dirección a su casa, Cuando de pronto se le apareció una culebra, el hombre se bajó del caballo y le pegó con una piedra hasta que la dejó media muerta, Días después este mismo caballero iba por ese mismo camino y vio a una mujer de blanco, en el mismo lugar donde la había pegado a la culebra, la mujer le dijo, acaso la podía llevar y el hombre asintió. La mujer se subió al caballo, pero éste, inmediatamente se sintió un poco extraño, luego de andar varios metros, el hombre sintió que algo le rajuñaba, se volvió a ver qué le sucedía y se dio cuenta que era una culebra, la misma que había matado unos días antes, la culebra le dijo pégame ahora, pero el pobre hombre no atinó que hacer. Asustado arrancó a caballo, pero la culebra iba al anca y no se desprendía de él, después de darle un mordisco llegó a una casa sangrando, pero la culebra no estaba en el anca, ahí se dio cuenta que era una mujer llorona.

Y  nunca más salió solo en las noches, por temor a encontrarse con la terrible aparición.


Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *