Se trata de Jorge Cordero Méndez y  Raúl Cofré, el primero de ellos dos veces campeón en la Federación de rodeo campesino  en el movimiento de la rienda, y Don Raúl Cofré como patrimonio cultural de la comuna, que se ha destacado por la crianza de caballos y traspasar sus conocimientos del campo a nuevas generaciones.

Con presencia de la máxima autoridad comunal, Cristián Menchaca, y a través de la frecuencia de Radio El Nevado, se realizó el reconocimiento en vida a  Jorge Cordero y Raúl Cofre, dos personas que han brillado por ser embajadores del mundo campesino y por representar a la comuna en competencias nacionales de rodeo. El alcalde de la comuna, Cristián Menchaca, señaló que es un merecido reconocimiento a estas dos personas que forman parte de la cultura campesina de Longaví, “Jorge Méndez, un funcionario municipal, y todos saben que tuvo un percance bastante grave, y él muy estoicamente ha salido adelante y con esa dificultad logró ganarse por dos años consecutivos el movimiento de la rienda, en su famoso caballo “El Malargue”, y él vibra con las cosas del campo y es un orgullo para él, así que un saludo especial para Corderito y para toda su familia”. Agregando que, “ Y Don Raúl Cofre, es como la bandera de Longaví, quién no conoce  a Don Raúl, a su familia, y él tiene las tradiciones intactas, y vemos como la familia Benavente dónde ha trabajado toda su vida,  lo adoran y sigue trabajando  con ellos, y los hijos de ellos le entregaron un saludo especial, y hoy le entregamos este reconocimiento porque cuando nombramos a Raúl Cofre estamos nombrando a muchos hombres de campos, que han hecho historia en Longaví, que son personas que son parte del patrimonio de la comuna”.

Mauricio Benavente, representante de la familia, y que por muchos años ha cobijado el trabajo de Raúl Cofre, manifestó que, “Nos llena de orgullo, porque esta persona tan querida por mi papá, por Don Fernando que ya no está con nosotros, nos supo traspasar todos los valores de la gente de campo, y para nosotros y las nuevas generaciones que conocen poco el campo, tener al “negro” es tener una casa de la cultura, nos enseña de herraje, de montura, de tradiciones, de cómo cumplir, de cómo saber amistoso con los animales, y nos ha enseñado mucho, así que muy feliz de poder acompañarlo en este lindo reconocimiento”.

Finalmente, Olga Cofre, hija de don Raúl, agradeció el homenaje y señalo que lo más importante es hacer los reconocimientos en vida, “Muy feliz de que han hecho este homenaje a mi papá, porque los homenajes se hacen en vida, muy agradecida por este lindo reconocimiento a  mi padre, y sobretodo que este presente la familia Benavente, que ha sido parte de ellos toda su vida”

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *