Aprovechando el evidente abandono y el pésimo estado de conservación que presentaba la sede social, además del anonimato e impunidad que por lo general brindan la oscuridad de la noche, decenas de delincuentes, drogadictos e inescrupulosos se habían literalmente tomado este recinto para hacer de las suyas y sembrar el temor entre los integrantes de la Junta de Vecinos San Sebastián, ubicada al sur del centro neurálgico de la comuna de Longaví.

“Estábamos realmente preocupados y muy molestos porque nuestra sede se había transformado de la noche a la mañana en un verdadero “nido de ratas” ya que mucha gente llegaba por las noches a consumir alcohol y drogas y la delincuencia aumentó en el sector. De hecho la sensación de inseguridad se incrementó ostensiblemente entre los vecinos y ya no hallábamos qué hacer para retomar la tranquilidad de antes”, relata Alejandra Luengo, dirigenta de San Sebastián.

Afortunadamente y gracias al apoyo del Gobierno a través del Ministerio de Desarrollo Social y Familia y del FOSIS en particular, esta organización comunitaria se adjudicó $2.100.000 con el claro propósito de recuperar su sede social, donde permanentemente efectuaban todo tipo de actividades en beneficio de grandes y chicos.

Así fue como merced a estos recursos pudieron comprar anhelado equipamiento, traducido en un refrigerador, una conservadora, horno, fogón, microonda, mesones y cubiertos, entre otros, además de adquirir materiales para la instalación de muebles, con lo cual de forma auto gestionada y en paralelo los propios vecinos efectuaron también una serie de trabajos destinados al cierre de la sede para evitar el ingreso de gente externa y así poder resguardar los bienes descritos.

De esta forma más de 117 familias del sector celebran esteadelanto que, de paso, erradicó de inmediato la delincuencia y drogadicción que se habían apoderado de dicho espacio, transformándolo de ahora en más en un punto de encuentro y uso exclusivo para sus vecinos.

“Estamos muy contentos, felices y agradecidos del FOSIS y de todo lo que nos brindó ya que en poco tiempo sellamos este proyecto, nos adjudicamos los recursos, compramos los bienes y efectuamos los trabajos para terminar recuperando nuestra sede, lo cual nos tiene orgullosos como junta de vecinos”, selló la dirigenta longaviana, Alejandra Luengo.

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *