La Directora Regional del Trabajo del Maule, Pilar Sazo, encabezó las fiscalizaciones en la ciudad de San Javier acompañada del Coordinador Regional de Seguridad Sr. Rodrigo Salazar y personal de Policía de Investigaciones de Chile.

El procedimiento se realizó en forma simultánea además en las ciudades de Talca y Curicó por parte de fiscalizadores de la Dirección del trabajo, resultando 17 trabajadores suspendidos, de empresas que se encontraban en alguna de las ciudades fiscalizadas y que no se encontraban realizando labores esenciales.

Respecto a estas actividades la Directora Regional señaló, “En la actualidad existen comunas de esta región en fase 1, es decir en cuarentena. Producto de ello y con mayor razón la Dirección del Trabajo tiene la obligación de verificar en las empresas que los empleadores estén cumpliendo con la obligación de proteger la vida y salud de sus trabajadores, de acuerdo a lo señalado en el artículo 184 del Código del Trabajo”

Estas fiscalizaciones continuaran durante las próximas semanas y las sanciones a las que se exponen los empleadores que no cumplan van desde las 10 UTM ($514.890) hasta las 60 UTM ($3.089.340).

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *