La Fiscalía continúa con su labor para esclarecer la muerte de Tomás Bravo Gutiérrez, y está avanzando en el desarrollo de múltiples diligencias instruidas a los equipos policiales, cuyos resultados se esperan en el más breve plazo posible.

En paralelo, se está trabajando junto al Servicio Médico Legal en el esclarecimiento de la causa y circunstancias que rodearon el fallecimiento de la víctima. En esta tarea, se está a la espera de numerosas conclusiones forenses.
Asimismo, para la consecución de este objetivo, se contará con análisis de peritos extranjeros, dispuestos a instancias de uno de los querellantes.

Debido a lo anterior, resulta indispensable posponer la entrega del cuerpo del niño a su familia.
La madre y el padre de Tomás, a través de sus respectivos abogados representantes, están al tanto de todo esto y han comprendido la necesidad de esperar para recibir a su hijo.

Con el propósito de resguardar efectivamente determinados antecedentes que son trascendentales para el correcto desarrollo de la investigación, la fiscal regional del Bío Bío, Marcela Cartagena Ramos, decidió ayer sábado 6 de febrero declarar el secreto de algunas piezas de la indagatoria, el que podría regir también para información específica que se allegue en lo sucesivo. Esta última resolución fue comunicada a todas las partes que tienen calidad de intervinientes en la causa.

Finalmente, se comunica que esta causa y el equipo investigativo se han incorporado a la Unidad de Alta Complejidad de la Fiscalía Regional del Bío Bío.

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *