Tras el empate a 1 con colchagua el sábado, Deportes Linares necesitaba varios resultados para salvarse y seguir en la categoría, pero tras el resultado final del duelo entre Fernández Vial y Colina 1 a 1 esta tarde (se necesitaba que vial ganará por una diferencia de 3 goles), las opciones del Depo se cierran y se convierte en el primer descendido a tercera división.

Algunas autoridades, como también miles de hinchas, están solicitando al presidente de la ANFP, el maulino Pablo Milad, suspender el descenso por el estado de pandemia y sólo permitir la subida de equipos de tercera a segunda ( la segunda división con 12 clubes, es la que cuenta con menos equipos participando), decisión que está en sus manos tomarla.

Para Linares, desde el comienzo de este torneo el 2020 fue complicado, con varios casos de contagios de Covid-19 y con un equipo mermado por las bajas de los que estaban en cuarentena y lo más grave, por una dirigencia de la S. A. que se preocupó de sus intereses, más que del club, abandonando a sus jugadores (la inversión principal del club), con sueldos impagos, dejados su suerte.

Hoy la realidad está a la vista, un club descendido, dirigentes aislados y abandonando el club, como verdaderos delincuentes, pero con una hinchada fiel, que seguirá al albirrojo aún en los potreros, porque el Depo se lleva en la sangre y se traspasa de generación en generación.

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *