Tras la muerte del joven malabarista, Francisco Martínez en la comuna de Panguipulli, la Unión Comunal de Organizaciones Artística de Linares, entregan un comunicado señalado

“total repudio ante los violentos hechos perpetrados por agentes del estado el día viernes en la ciudad de Panguipulli”.

Comunicado

Violeta Parra escribió una vez “Miren como se visten cabo y sargento, para teñir de rojo los
pavimentos.” Mientras más injusticias, señor fiscal, más fuerzas tiene mi alma para cantar

El día 5 de febrero del 2021 fue triste y sombrío, frustración, rabia y dolor es lo que sentimos con la  noticia del asesinato del Artista Francisco Martínez en manos de Carabineros de Chile, Francisco es uno más a larga lista de muertos, mutilados y desaparecidos por agentes del estado.

Como Unión Comunal de Organizaciones Artísticas de Linares, manifestamos nuestra
consternación y total repudio ante los violentos hechos perpetrados por agentes del estado el día viernes en la ciudad de Panguipulli, lo reiteramos y volveremos a insistir cuantas veces sea necesario EL ARTE CALLEJERO NO ES DELITO, y debe ser respetado como una manifestación más del arte en nuestro país.

Como trabajadores de las artes, sentimos impotencia al vivir constantemente los reiterados controles de identidad por ejercer nuestras labores en vía pública, los hechos ocurrido el día de ayer nos impactan profundamente al ver un artista más muerto por estar trabajando, un derecho humano universal.

Desde el inicio de la pandemia que hemos venido luchando por instar al estado de Chile, medidas
de contención para la crisis en nuestro sector, más de dos millones de artistas, tuvieron que sortear un crisis sanitaria mundial sin apoyo alguno del estado de Chile, y hoy cuando se abre una pequeña puerta para poder ejercer nuestro oficio vemos la criminalización y marginación de nuestro trabajo.

Nuestra organización es joven pero en ella participan artistas que por años han utilizado los espacios públicos como una escuela de formación, y un lugar válido para ejercer su trabajo, desde tiempos atávicos que poetas, músicos, bufones, saltimbanquis caminan juntos por el mundo transformando las calles de las ciudades.

Nos negamos rotundamente a la normalización de estos reiterados hechos de violencia en los  procedimientos policiales que vulneran nuestros derechos como ciudadanos y habitantes de este  territorio, por lo que exigimos que el asesinato de Francisco sea investigado y sancionado, además creemos que es necesario avanzar hacia una política de fomento, difusión, protección del Arte
callejero, para que de una vez por todas las policías chilenas detengan sus hostigamientos que diariamente sufren cientos de artistas a lo largo y ancho de nuestro país.

Que este hecho de violencia policial no quede impune, la fuga y falta de asistencia médica de los funcionarios policiales que dispararon sin mediar diálogo alguno, Francisco fue asesinado por apelar a su legítimo derecho de ocupar la vía pública y su derecho a trabajar.

JUSTICIA PARA FRANCISCO EL ARTE CALLEJERO NO ES DELITO

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *