Hoy 293 maulinos se encuentran inscritos en el Registro de Pacientes Electro-dependientes con Hospitalización Domiciliaria, cifra que a nivel nacional alcanza a más de cinco mil personas, quienes pueden optar a algunos beneficios.

Por diversas enfermedades, muchos chilenos requieren de hospitalización domiciliaria y dependen de equipos que funcionan con electricidad. Ante este escenario, la ansiedad para ellos, sus familias y cuidadores frente a un corte de energía era muy alta, por las obvias consecuencias que esto significaba, por lo que se necesitaba una alternativa que les diera tranquilidad.

Por esto, luego de más de tres años de tramitación en el Congreso, el pasado 21 de diciembre fue aprobada la denominada “Ley Lucas Riquelme”, que beneficiará a 22 mil pacientes que necesitan estar conectados a un dispositivo para vivir.

Actualmente se define como personas electro-dependientes con hospitalización domiciliaria a aquellas que para el tratamiento de la patología que padecen se encuentran en condición de hospitalización domiciliaria y necesitan permanecer conectadas físicamente, de forma continua o transitoria, a un elemento de uso médico y que requieren suministro eléctrico para su funcionamiento. Sin él, estarían en riesgo vital o de secuela funcional severa grave.

Así lo explica la Secretaria Regional Ministerial de Energía, Anita Prizant, añadiendo que “con la nueva legislación las empresas eléctricas deberán llevar un registro de pacientes electro-dependientes en su zona de concesión y que el incumplimiento de esta medida se considerará una infracción gravísima que será sancionada de conformidad con las normas de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles, SEC”.

En la práctica las empresas concesionarias descontarán el consumo de energía asociado al funcionamiento de los dispositivos de uso médico que requiera una persona electro-dependiente. Para hacer efectiva esta obligación, las empresas eléctricas deberán incorporar entre el sistema de conexión central del domicilio y los dispositivos de uso médico, un mecanismo de medición de consumo de costo de la empresa, medición que deberá ser descontada del total mensual de consumo del domicilio.

A la fecha, se cuenta con un total de 5.196 pacientes electro-dependientes inscritos y vigentes ante la SEC a nivel nacional o en las empresas distribuidoras, cifra que a nivel regional alcanza a los 293 personas, quienes también podrán acceder a algunos beneficios: desde un descuento en la cuenta de la luz, no corte de suministro por deuda, priorización en la reposición de suministro ante cortes de suministro, hasta la entrega, en comodato, de equipos generadores o de respaldo.

Para inscribir a un paciente electro-dependiente se puede registrar en línea (www.sec.cl) o dirigiéndose sus familiares a oficinas de la SEC o de la empresa de suministro eléctrico.

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *