Nació en Linares el 3 de noviembre de 1877, en una casa de calle Independencia N° 77, hoy demolida por los daños del terremoto; cuya obra de Gobernante perdura en el tiempo.

Fue dos veces Presidente de la República e Hijo Ilustre de esta ciudad, siendo sus padres Francisco Ibáñez, agricultor (propietario del Fundo “San Francisco”, salida de Linares hacia Palmilla) y Nieves del Campo, dueña de casa, constituyendo una familia de clase media rural, donde “nunca faltó nada”.

Alumno de la Escuela de Hombres N° 1 y del Liceo de Hombres. Ingresó como Cadete a la Escuela Militar en 1896 al segundo curso (5° de Humanidades), egresando como Oficial de Caballería en 1898, a los 19 años, iniciando su carrera militar alcanzando el Generalato. Fue el líder de la Oficialidad joven (de 1920 a 1925), ejerciendo las más altas dignidades públicas a las que difícilmente puede aspirar un provinciano.

Con motivo de su natalicio, he extractado parte de un interesante Reportaje publicado en el Suplemento “Letras y Artes”, por el diario “El Mercurio”, titulado “Recuerdos del Presidente Carlos Ibáñez del Campo”, cuyo autor es Crescente Donoso Letelier, quien lo posesiona como una de las principales autoridades nacionales del siglo XX, al ejercer la alta magistratura en dos ocasiones (1927 a 1931 y de 1952 a 1958), Senador por Santiago, Ministro de Estado; quien por su independencia política, don de mando y visión de Estado, como lo atestigua la larga lista de realizaciones impulsadas en sus dos Gobiernos.

Forjador de un Estado Moderno

Después 50 años de su fallecimiento (1960), el juicio de la historia le es favorable, pues las obras dejadas bajo sus gestiones, así lo amerita, independiente del plano político con detractores irreductibles. Renunció a la Presidencia y se exilió en Argentina en 1931, en una época afectada por convulsiones económicas, sociales y políticas, por la gran crisis mundial de 1929, además la del salitre en Chile.

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *