Iniciativa tuvo por finalidad contribuir en la detección, manejo psicosocial y derivación de casos ante eventuales consumos problemáticos.

El gobernador provincial, Roberto González, y el Director Regional del Senda, Mario Fuenzalida, visitaron ayer uno de los albergues que funciona en esta ciudad como parte del Plan Invierno, donde el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol realizó una intervención psicosocial para usuarios y personas a cargo de ellos.

Esta acción se ha replicado en los doce establecimientos de Curicó, Talca y Linares, con participación de profesionales psicólogos y trabajadores sociales del SENDA.

Fuenzalida explicó que esta iniciativa fue acordada entre SENDA y el exseremi de Desarrollo Social y actual intendente, Juan Eduardo Prieto, “con la finalidad de apoyar en la detección, manejo psicosocial y derivación de casos ante eventuales consumos problemáticos de alcohol y otras drogas, así como también entregar orientaciones para la contención emocional a las personas que más lo requieran”.

En el caso de los encargados de los albergues, se les capacitó en elementos conceptuales y prácticas para el manejo de situaciones asociadas al manejo de la ansiedad y desborde emocional, como reconocer la ansiedad y sus síntomas, estrés; escucha empática, buen trato y apoyo en el equipo para el bienestar emocional.

Para los usuarios, se les realizó una entrevista personal para reconocimiento de sintomatología ansiosa, contención y orientaciones del manejo emocional. En caso de ser necesario y producto de una evaluación, se sugirieron acciones específicas.

En este albergue visitado por las autoridades residen temporalmente 17 personas (15 hombres y dos mujeres), todos los cuales fueron entrevistados por el equipo interventor.
“Quiero agradecer a SENDA Maule, a su director regional, Mario Fuenzalida, por las capacitaciones para todos nuestros monitores sociales, coordinadores, y participantes, con el fin de potenciar herramientas que van orientadas en apoyar de manera psicosocial, emocional y conductual a los residentes de nuestros seis albergues que hemos habilitado en Curicó. Pudimos ver en terreno, cómo el equipo de profesionales de SENDA trabajó con cada uno de los participantes y monitores y, además, fuimos testigos de lo agradecidos que estaban los usuarios de dicha actividad. Creemos y esperamos que, tanto instituciones públicas como privadas, se sigan sumando a iniciativas como estas, porque apuntan a un desarrollo integral para nuestros participantes”, afirmó el gobernador provincial, Roberto González.

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *