20 cajas de alimentos y balones de gas son el aporte municipal que se suma a ollas solidarias.

La pandemia por el covid-19 ha provocado serios problemas a la economía del país, muchos trabajadores han perdido su trabajo, otros ha visto disminuido sus ingresos. Pero es en medio de las dificultades cuando aflora el lado más solidario de los chilenos. Eso es precisamente lo que ha permitido a vecinos de distintos sectores organizarse para cocinar y distribuir más de 400 platos de comida diario  como parte de ollas comunes solidarias.  

Las manos solidarias actualmente se multiplican y dan vida a las ollas comunes en San Pablo, San Sebastián de Bobadilla, Junta de vecinos Río Loncomillla, comedor parroquial y JJ.VV centro la ilusión de Melozal, todas fueron apoyadas por el programa asistencial de la Municipalidad, “estamos entregando esta ayuda en mercadería para que sigan y continúen ayudando a su gente con este alimento tan necesario día a día. Así que yo muy feliz y contento de colaborarles también con gas para que tengan todos los insumos para esta linda labor, señaló el alcalde Jorge Ignacio Silva.

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *